tratamiento hongos vaginales

Hongos vaginales: causas, prevención y tratamiento para la candidiasis

¿QUÉ  SON LOS HONGOS VAGINALES?

Se trata de una de las infecciones  más comunes  de la zona vaginal en la etapa adulta y es producida por el hongo Cándida, por ese motivo, también es conocida como candidiasis vaginal.

Pero tranquila, no es que hayas cogido a este bichito por ahí; más bien convive con nosotras. El hongo cándida forma parte de nuestra flora, por lo que es un habitual de nuestro cuerpo. Podemos encontrarlo en la mucosa vaginal, en la zona anal, en la boca, en el tubo digestivo y en la piel, generalmente sin causarnos ningún perjuicio. Sin embargo, cuando se altera el pH o la flora de la mucosa vaginal es cuando aprovecha para colonizarnos y producirnos ese típico picor tan molesto.

Te vamos a ayudar a reconocer los síntomas más característicos de esta enfermedad, así como el tratamiento que puedes encontrar en tu farmacia.

¿CÓMO SÉ SI TENGO HONGOS VAGINALES?

A continuación te indicamos una lista con la sintomatología más común de la candidiasis vaginal, aunque debes recordar que no son exclusivos solo de este tipo de infección, por lo que si tienes alguna duda de lo que te pueda estar pasando, consúltalo con un médico. Lo más habitual es que aparezca en la zona vaginal y vulvar:

  • Picor.
  • Quemazón y/o ardor.
  • Molestias al orinar.
  • Enrojecimiento.
  • Dolor.
  • Flujo anormal espeso y blanquecino, pero sin mal olor.
  • Dolor en las relaciones sexuales.

OIGA, ¿Y POR QUÉ SE ALTERA LA FLORA DE LA MUCOSA VAGINAL?

Aunque las posibles causas de un desequilibrio de la flora vaginal son muy diversas, vamos a enumerar algunas de las más típicas:

  • Variaciones hormonales.
  • Embarazo.
  • Uso de anticonceptivos orales.
  • Uso de antibióticos.
  • Diabetes.
  • Estrés.

¿CÓMO TRATAR LOS HONGOS VAGINALES (CANDIDIASIS VAGINAL)?

El clotrimazol es el tratamiento de elección en la candiadiasis vaginal no complicada. Este medicamento lo que hace es inhibir el funcionamiento de un enzima del hongo cándida, este enzima es el  encargado de producir ergosterol, la cual es una molécula fundamental en la síntesis de la pared celular del  hongo, es decir, de su escudo protector, sin él, el hongo se vuelve vulnerable.

Pero mucho cuidado, porque este enzima es muy listo y puede mutar; y al igual que ocurre con las mutaciones de las bacterias, que originan las temidas resistencias a los antibióticos; la mutación de este enzima origina resistencia del hongo al clotrimazol. Por lo cual, si queremos que el clotrimazol continúe curando, es muy importante cumplir el tratamiento completo y no solo hasta que desaparezca la molestia.

Existen diferentes preparados sin receta  que se pueden comprar en la farmacia para el tratamiento de la candidiasis vaginal, pero es importante consultar el médico si:

  • Es la primera vez que sufres una infección y desconoces sus síntomas.
  • Sufres infecciones de repetición. En estos casos, a veces, es necesario iniciar tratamiento vía oral.
  • En caso de mujeres inmunocomprometidas , ya que puede utilizarse una posología distinta a la habitual.
  • Si aparece fiebre, dolor abdominal, náuseas y hemorragias vaginales.

MEDICAMENTOS PARA TRATAR LOS HONGOS VAGINALES (CANDIDIASIS VAGINAL)

Podemos elegir entre óvulos  (comprimidos vaginales) y crema.

tratamiento hongos vaginales

Los comprimidos vaginales, existen de 500 mg, de modo que nos colocamos uno por la noche y listo. Es dosis más que suficiente para mantener a raya a la cándida, por lo que no es necesario poner otro por si las moscas. De todos modos existen cajas de óvulos de dosis inferior (100mg) en la que durante 6 noches consecutivas nos ponemos uno.

Otra opción muy válida es escoger una crema vaginal, y de esta también tenemos dos presentaciones distintas:

  • Una de 100 mg/gr. Que viene con un aplicador muy cómodo y fácil de usar. Se trata de una única dosis de 5mg. de crema.
  • La otra opción es utilizar durante tres noches seguidas la crema de 20mr/gr que también viene acompañada de tres aplicadores.

La mayoría de las presentaciones que hay en el mercado de óvulos, también tienen un aplicador. En este se coloca el  óvulo y se introduce lo más profundamente posible en la vagina, empujando el émbolo y retirando el aplicador. Al igual que se hace con un tampón, y la mejor forma de colocarlo es estando acostada.

Todos estos tratamientos es mejor realizarlos por la noche, cuando nos vamos a cama, para que se queden allí donde tienen que actuar y no se nos caigan. Una recomendación es poner también un salvaslip para no manchar la ropa interior.

Durante los días que dure el tratamiento no utilizaremos tampones ni duchas vaginales.

Además el tratamiento se realizará cuando no se tenga la menstruación. Debemos evitar las relaciones sexuales mientas se tenga la infección y durante el tratamiento, ya que, aunque no es los más habitual, existe posibilidad de transmisión sexual del hongo y además el tratamiento con clotrimazol puede reducir la eficacia del preservativo.

Las que vais a ser mamás, podéis utilizar con total seguridad tanto los comprimidos vaginales como los formatos en crema, la única precaución que debéis tener en cuenta es que no se recomienda utilizar los aplicadores las ultimas 4-6 semanas del embazo, pero con el dedo se coloca muy bien.

Y por último, recordar mantener una higiene adecuada, lavarse la zona íntima una vez al día es más que suficiente y utilizando siempre productos adecuados que respeten el pH de la mucosa.

Esperamos que estos pequeños consejos os sean útiles para mantener a raya a nuestra pequeña amiga la cándida.

Xenia Casas
Farmacéutica colegiada nº 3844

Fuentes:

https://cima.aemps.es/cima/dochtml/ft/78414/FT_78414.html 
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001511.htm 
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1405887117300056 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − ocho =