Regla de oro para prevenir infecciones

Podrá parecer una tontería pero la higiene de las manos es determinante en la prevención de infecciones. Si ya lo es en la vida cotidiana, cobra más importancia sobre todo cuando tenemos relación con alguna persona enferma, o cuando acudimos al centro de salud o a un hospital.

Todos podemos ayudar a prevenir y controlar las infecciones relacionadas con la atención sanitaria, manteniendo una adecuada higiene de las manos mediante unos sencillos pasos: con agua y jabón (si las manos están visiblemente sucias) o con una solución alcohólica (si las manos están “aparentemente limpias”).

¿Por qué es importante la higiene de las manos?

La higiene de las manos es la medida más sencilla y eficaz que todos podemos realizar para reducir la transmisión de las infecciones relacionadas con la atención sanitaria. La mayoría de estas infecciones se transmiten a través del contacto de las manos entre personas o con objetos contaminados.

¿Quién debe hacerlo?

Los pacientes y sus acompañantes (en el caso de centros hospitalarios) deben realizar una adecuada higiene de las manos después de tocar objetos o superficies en la habitación o consulta, antes de comer y después de ir al baño y, especialmente, antes o después de tocar a otros pacientes. Los profesionales sanitarios también debemos realizar una adecuada higiene de manos.

Y esta recomendación conviene tenerla presente, incluso cuando no se esté en un centro sanitario o en contacto directo con un paciente. La mejor forma de prevenir una infección es tomando las medidas adecuadas y, en ese sentido, unas manos limpias minimizan el riesgo de contraerla.

El lavado de manos, paso a paso

• Mójate las manos con agua y deposita en las palmas jabón líquido o deposita en la palma de las manos secas una dosis de solución.
• Frótate las palmas de las manos entre sí y entrelazando los dedos.
• Frótate cada palma contra el dorso de la otra mano y entrelazando los dedos.
• Frótate el dorso de los dedos, alrededor de los pulgares y las puntas de los dedos.
• Enjuágate las manos agua y sécatelas con una toalla de un solo uso o deja que la solución se seque sola.

 

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS), como el Ministerio de Sanidad en España y otros organismos autonómicos y sanitarios, vienen realizando campañas informativas para concienciar sobre la importancia de este pequeño, pero crucial detalle. Desde la FARMACIA de FENE nos sumamos a estas campañas de promoción de la salud y confiamos en que a partir de ahora las manos, aparentemente limpias o no, cuenten con una higiene excelente. Vuestra salud os lo agradecerá.

Fuente: Ministerio de Sanidad y OMS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + quince =